Autor: Sebastián Ruiz Alsina

Sobre el autor: Corredor de Propiedades, gestor Inmobiliario, gerente General de la Asociación de Gestores y Administradores Inmobiliarios CGAI Chile.

Sitio web: www.cgai.cl

 

Estimado lector, baso esta columna de opinión en lo que he venido observando en mi país de origen y que está vinculado a los conflictos que diariamente se dan en el sistema de vida que millones de personas han decidido tener, me refiero a la vida en copropiedad.

Esto partió hace años y principalmente producto de llegar a acuerdos entre dos adultos por la tenencia y manutención de los hijos que se tuvieran en común. Hubo un desarrollo muy interesante hace diez años atrás y también un avance sobre este particular sin tener que llegar a juicios. Y esto llevó a pensar, a la institucionalidad Chilena, me refiero a los organismos públicos, de cómo extender esta experiencia hacia otros canales de conflictos (privados y públicos, en todo orden de cosas). Así, hace ya, seis años, que a través de las Municipalidades y bajo la tutela en un principio del Ministerio de Justicia, nacen los que se denomina hoy como “Oficinas de Mediación Vecinal”

¿Y que son estas entidades?

El Programa de Mediación Vecinal, busca evitar episodios de violencia en barrios o comunidades dentro de cada Municipalidad respectiva. Busca promover la resolución de conflictos entre los habitantes de manera pacífica, mediante un ente “mediador” proporcionado por el municipio.

¿Cuáles son sus ventajas?

Primero que nada, toma en cuenta lo que desean ambas partes involucradas en un conflicto. Sirven en muchos casos para un desahogo emocional, aliviando las tensiones entre los involucrados, como también permite restablecer la armonía y mantener la relación entre las partes en conflicto, el mediador, que es una persona profesional y preparada para esto, prepara el ambiente de manera previa para lograr el objetivo de llegar a un acuerdo sin la necesidad de tener que ir a un juicio. Es un acto muy ejecutivo y lo mejor de todo sin costos.

¿Como funciona?

El trabajo de un mediador profesional, es ayudar a que las partes lleguen a un acuerdo extra judicial. Nunca será objetivo, si bien en muchos casos son abogados los que trabajan en estas oficinas municipales, proporcionar consejo legal o asesorar a alguna de las partes, acerca de aceptar o no una resolución en alguna disputa. Al lograr una conciliación extrajudicial, se evitan las partes de pagar los servicios de un abogado, largos y tediosos procesos judiciales, el acuerdo es tan válido como si se hiciera ante un juez. Algo importante, los involucrados, fíjese en esto, ellos deciden la manera de resolver el conflicto, pero moderados por el mediador. Por lo menos acá se sabe que estas resoluciones son privadas y de carácter reservado, lo que da mucha confianza a los que salieron de un conflicto. Lo mejor, nadie sale dañado o con un sentimiento de haber perdido una disputa.

Datos

Según mi última investigación y después de reunirme con la oficina de mediación vecinal de una importantísima municipalidad de Santiago, los abogados y mediadores, me indicaron que llevan un logro de efectividad en resolución de conflictos, cercano al 75%, lo cual es una gran cifra. Y esto también ha permitido que los Jueces de Policía Local , vieran rebajadas las denuncias en sus distritos en un 65%.

Consultados estos profesionales sobre que materias o con que problemas llegan los vecinos a la Oficina de Mediación Vecinal, la lista la reduzco a: ruidos molestos, uso de estacionamientos de terceros, rayados de autos, tenencia de mascotas, fiestas hasta altas horas de la madrugada, rotura de cañerías de agua, cobro de gastos comunes pocos claros, multas indeseadas y tal vez evitables etcétera…

Finalmente

“El mensaje es, siempre se puede conversar, escuchar la opinión del otro, tener la voluntad, ser amable con el vecino, ser empático, llegar a un acuerdo  a través del diálogo, sentarse a ver el tema, analizarlo, pensar, salir de su punto de vista y escuchar el punto de vista del otro, es maravilloso poder entender y ver que no era tan grave, todo se puede solucionar con buena voluntad”. (cito estas palabras de un abogado mediador que conocí hace un mes)

Si en su comunidad o municipalidad existe esta opción de resolución de conflictos úsela, era como todo se resuelve de manera profesional y en un buen ambiente, la vida está llena de problemas, pero la VIDA ES MÁS QUE PROBLEMAS, sobre todo para usted que vive en una comunidad, le aconsejo que resuelva sus conflictos conversando con su vecinos y con su administrador, y si no, recurra a un mediador profesional, no se arrepentirá.