Presentamos el protocolo de actuación del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid ante la detección de casos sospechosos, probables y confirmados compatibles con COVID-19.

Lo primero que hay que tener en cuenta en la situación en la que nos encontramos es que la detección precoz de todos los casos compatibles con COVID-19 es uno los puntos clave para controlar la transmisión.
Por este motivo, si se tiene la sospecha o la certeza de que en la piscina haya sido utilizada por una persona que haya podido resultar contagiada o que haya tenido contacto directo con un contagiado, debe tenerse en cuenta el siguiente protocolo de actuación:
a) En primer lugar, debe procederse de forma inmediata a la clausura de la instalación hasta que el organismo competente autorice nuevamente su utilización después de que se haya procedido a una desinfección intensiva de toda la instalación.
b) En segundo lugar, comunicar los hechos ante las autoridades sanitarias, en Madrid a través del teléfono 900 102 112 o directamente al 112, para que se hagan cargo de la situación y seguir todas sus indicaciones.
c)En tercer lugar, deberemos contactar con todos los usuarios de la piscina para prevenirles sobre el posible positivo de forma que extremen las precauciones permaneciendo en sus casas hasta que las autoridades se pongan en contacto con ellos y les comuniquen los pasos a seguir.
Pero ¿cómo saber cuándo alguien puede estar contagiado? Según las definiciones del Ministerio de Sanidad deben distinguirse los siguientes supuestos:

Caso sospechoso:

Cualquier persona con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de aparición súbita de cualquier gravedad que cursa, entre otros, con fiebre, tos o sensación de falta de aire. Otros síntomas como la odinofagia, anosmia, ageusia, dolores musculares, diarreas, dolor torácico o cefaleas, entre otros, pueden ser considerados también síntomas de sospecha de infección por SARS- CoV-2 según criterio clínico.

Caso probable:

Persona con infección respiratoria aguda grave con cuadro clínico y radiológico compatible con COVID-19 y resultados de PCR negativos, o casos sospechosos con PCR no concluyente.

Caso confirmado:

Con infección activa:
-Persona que cumple criterio clínico de caso sospechoso y con PCR positiva.
-Persona que cumple criterio clínico de caso sospechoso, con PCR negativa y resultado positivo a IgM por serología de alto rendimiento (no por test rápidos).
-Persona asintomática con PCR positiva con Ig G negativa o no realizada.
.Con infección resuelta:
Persona asintomática con serología Ig G positiva independientemente del resultado de la PCR (PCR positiva, PCR negativa o no realizada).
Caso descartado:
Caso sospechoso con PCR negativa e IgM también negativa, si esta prueba se ha realizado, en el que no hay una alta sospecha clínica.

CONTACTOS

En cuanto a los posibles contactos, el estudio y seguimiento de los contactos estrechos tiene como objetivo realizar un diagnóstico temprano en los contactos estrechos que inicien síntomas y evitar la transmisión en periodo asintomático y paucisintomático.
Se clasifica como contacto estrecho:
– Cualquier persona que haya proporcionado cuidados a un caso: personal sanitario o socio-sanitario que no han utilizado las medidas de protección adecuadas, miembros familiares o personas que tengan otro tipo de contacto físico similar.
– Cualquier persona que haya estado en el mismo lugar que un caso, a una distancia menor de 2 metros (ej. convivientes, visitas) y durante más de 15 minutos.
– Se considera contacto estrecho en un avión, tren u otro medio de transporte de largo recorrido (y siempre que sea posible el acceso a la identificación de los viajeros) a cualquier persona situada en un radio de dos asientos alrededor de un caso y a la tripulación o personal equivalente que haya tenido contacto con dicho caso.